Juicio por abuso sexual continúa el próximo lunes 

ACTUALIDAD 15 de mayo de 2020 Por TDF Isla Digital
El Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte pasó a un cuarto intermedio hasta este lunes 18 de mayo, oportunidad en la que reanudarán el debate oral y no público en una causa por abuso sexual.

Las defensas se dividieron y ahora Mariano Sardi asiste al principal imputado y Alejandro Nacaratto a la co-imputada. 

Ayer comenzó en Río Grande, el primer debate oral, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, con la presencia en la sala de los jueces, el fiscal, la querellante, el defensor y la co-imputada, mientras que el principal imputado siguió el debate desde la Unidad de Detención Nº 1 a través de videoconferencia.

La defensa de los dos imputados estaba representada por el Defensor Oficial Alejandro Nacaratto, quien durante el debate expresó su disconformidad con el Tribunal sobre la participación del imputado desde la Unidad Penitenciaria, a través del sistema de videoconferencia.

Además, luego que se indagara a la co-imputada, Nacaratto planteó una cuestión de conflicto de intereses y solicitó suspender el juicio en virtud de que las defensas se dividirían. 

Así, el Defensor Mayor DJN, Mariano Sardi asumió la defensa del principal imputado y Alejandro Nacaratto continuará representando a la co-imputada, motivo por el cual se reprogramó la continuidad del debate para el día lunes 18.

Los imputados, el padre bilógico de una niña menor y su pareja, enfrentan el juicio por un caso de  abuso con acceso carnal en concurso, con abuso gravemente ultrajante y corrupción de menores. 

Durante la primera jornada, el Fiscal Jorge López Oribe brindó su exposición basada en los hechos reunidos para solicitar la elevación a juicio del caso, bajo el argumento que los dos imputados, habrían abusado sexualmente de la hija biológica del detenido -cuya prisión preventiva vence el 16 de mayo-.

Juicio con medidas preventivas 

En la sala especialmente acondicionada para este juicio, las partes mantuvieron la distancia social mediante compartimientos de vidrio, protegidos con tapabocas y mascara facial. El imputado siguió el juicio desde la Unidad Penitenciaria por videoconferencia y la co-imputada presente en la sala.

Boletín de noticias